El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

sábado, 1 de febrero de 2014

Curando la infoxicación con una buena gestión del tiempo y la información.

Ya hace años que me preocupa el fenómeno de la infoxicación, y mucho más el efecto que sobre mis alumnos puede tener en un presente o un futuro inmediato. Hace algo más de cinco años, llevé a cabo una pequeña investigación con los alumnos de mi centro a los que impartía clase para tratar de ver el efecto de la infoxicación en su proceso de enseñanza-aprendizaje. Las conclusiones de dicha investigación fueron presentadas como trabajo final de Máster en Tecnología Educativa de la URV de Tarragona así como en el V Encuentro Educared. Como podréis comprobar en la siguiente presentación (ya no hago presentaciones de este tipo), ya han pasado unos años desde entonces, aunque desgraciadamente sigo pensando que los resultados que obtuve entonces siguen siendo válidos en nuestros días.


También en todos estos años la infoxicación ha estado muy presente tanto en el día a día en el aula, como en mi día a día como persona que no cesa en su empeño de aprender, un aprendizaje continuo y constante. Es por ello que en este blog podéis encontrar diversas entradas en las que bien de forma directa o no tan directa, se habla de esta problemática y como atajarla o hacerla más llevadera.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muchas veces se dice y comenta que los alumnos de hoy son los mal llamados “nativos digitales” e incluso se tiene la creencia de que son grandes expertos en todo lo relacionado con las tecnologías de la información y la comunicación. Pero lo bien cierto es que a la hora de la verdad, nuestros alumnos simplemente son usuarios, a veces avanzados y otras veces muy limitados, de Instagram, Facebook y twitter. Incluso en estas plataformas, desconocen el gran potencial que tienen como herramientas de aprendizaje y en sus manos, se convierten en meros juguetes de distracción y ocio. En cambio, desconocen otros aspectos básicos de la tecnología como saber buscar de manera rápida y eficaz, información veraz y contrastada; abrir un blog y redactar entradas en él; crear vídeos, nubes de palabras, mapas conceptuales, líneas del tiempo, etc. Muchos docentes tienen miedo de acercarse a las TIC o incorporarlas en sus clases, en sus aulas, por el simple hecho de creerse en inferioridad ante sus alumnos en estos temas (con lo bonito que sería que aprendiéramos todos juntos –alumnos y profesores-), por creerse patoso en todo esto de las TIC (si precisamente trasteando, errando tras ensayo-error, es como más se aprende), etc. En pocas palabras, debemos conseguir alumnos competentes digitalmente, pero todo ello pasa porqué nosotros también lo seamos. Y dentro de esa competencia digital y de tratamiento de la información, lo que más me preocupa es la alfabetización informacional.
 
Por todo ello, últimamente me he centrado en la figura del docente (profesores y maestros), dado que precisamente de nosotros se nos exige o mejor dicho, se nos debería exigir que guiásemos a nuestros alumnos en su aprendizaje, acercamiento a el uso y manejo de herramientas pero también de estrategias con las que controlar y ser competentes en el manejo, clasificación, filtración de la información y a partir de ella, en la producción propia de conocimiento. Los docentes debemos ser capaces de reconocer la necesidad de información (no podemos vivir anclados en lo que digan los libros de texto o lo que aprendimos en la facultad o escuela de magisterio, el aprendizaje debe ser una acción presente las 24 horas, los 7 días de la semana, de los 365 días del año), saber localizarla (de forma precisa y rápida), saber evaluarla (filtrar la importante de la que no lo es, tener espíritu crítico para saber reconocer la información veraz de la falsa, la que nos está diciendo más de lo que aparente y la que no nos aporta nada, acudir a diversas fuentes de información y contrastarla, etc.), clasificarla (etiquetar, organizar, estructurar, identificar las ideas clave) y por último ser capaces de transformar toda esa información en conocimiento.

 


¿Cómo conseguirlo? ¿Cómo gestionar bien la información para así también poder transmitir, sugerir y guiar a nuestro alumnado en dicha tarea?
 
La tarea, se antoja sencilla, pues por herramientas, recursos y actividades no va a ser. Más bien el problema está en evitar la propia infoxicación de herramientas y acciones para evitar la misma. Y por supuesto en otro factor que siempre va unido a ello, el tiempo y su gestión. Así que el objetivo de nuestra tarea pasa por saber gestionar bien el tiempo y la información.
 
Las ideas y propuestas que aquí planteo son aplicables tanto a docentes como alumnos y surgen también como consecuencia de mi forma de aprender, de mi PLE.
 
Búsqueda de información.
 
Cuando realizamos una búsqueda en cualquier buscador, nos da como resultado un número bastante elevado de resultados coincidente con mayor o menor grado con nuestra búsqueda objetivo. Por tanto, cuanto más acotemos nuestra búsqueda, menor será la infoxicación a la que nos veremos sometidos, mejores resultados obtendremos y más rápida será dicha tarea.
 
Hay muchas ideas, sugerencias y recursos para realizar búsquedas eficaces de información.
 
En buscadores genéricos (Google, Bing, Yahoo, Ask): se pueden utilizar operadores, trucos y estrategias varias (“”, “or”, “and”, site:.edu, ~ , * ,  2008..2013, filetype:pdf, …)

Para realizar una búsqueda eficaz, sea cual sea el método, el canal o el formato, nos interesa y mucho controlar el tema de las palabras clave, pues van a permitir el éxito o el fracaso en que nuestra búsqueda sea rápida y eficaz. Es muy importante utilizar las palabras que mejor pueden definir lo que andamos buscando, es decir, necesitamos las palabras clave que mejor identifiquen nuestra búsqueda. Para controlar que palabras pueden resultar mejor, podemos realizar diversas actividades para ello, aquí tienes unos ejemplos.

También muchos buscadores genéricos ponen a nuestra disposición un sistema de alertas que permite que nos manden avisos con la frecuencia que deseemos ante nuevas entradas o informaciones sobre nuestra búsqueda concreta.


metabuscadores (buscadores de buscadores): aquí se analizan 13 de ellos,

buscadores especializados en encontrar información en el mundo del #socialmedia: aquí se muestran algunos (especializados en encontrar blogs (Technorati, IceRocket, Blogdigger), o en encontrar información en twitter o Facebook, etc). Desgraciadamente muchos de ellos son especialmente válidos sólo para búsquedas de los Estados Unidos.

buscadores específicos: de personas (Peoplefinder, 123People, Wink), para niños, de tags o palabras clave (Quintura, keotag, Gennio), búsqueda de imágenes inversa (subes una imagen al buscador y éste te encuentra imágenes parecidas: ). Desgraciadamente al igual que ocurría con el grupo anterior, muchos de ellos son especialmente válidos sólo para búsquedas de los Estados Unidos.

No buscar sólo información en buscadores, recurrir a la información existente en otros formatos y en otros canales.

Buscar información también en forma de imágenes, líneas de tiempo, mapas conceptuales, infografías, videos, mensajes, correos, aplicaciones para dispositivos móviles, dispositivos analógicos (periódicos y libros en papel), etc. Así, Youtube, Vimeo, Slideshare, Scribd, twitter, Facebook, Google+, Pinterest, Flickr, Líneas de tiempo, mapas conceptuales ymentales, etc se convierten también en instrumentos de nuestro aprendizaje. El aprendizaje también es visual, mental, o incluso emocional. También aprendemos yendo a una exposición, en un museo, en una charla o conferencia, en un cine, en un teatro, viajando, conversando con amigos.

http://www.flickr.com/photos/jesusmargon/6931051597/sizes/o/in/photolist-bytsaB/
En la búsqueda de vídeos, y más concretamente en Youtube, debemos hacer un uso eficaz de las herramientas que nos ofrece: aplicando filtros de Fecha de subida (última hora, hoy, esta semana, este mes, este año), Tipo de resultado (vídeo, canal, lista de reproducción, película, programa), Duración (corta o larga), Funciones (HD, subtítulos cerrados: CC, Creative Commons, 3D, en directo, Comprado) y Ordenar (Relevancia, fecha de subida, número de reproducciones, valoración).

Buscadores de twitter, Flickr, etc. suelen estar bastante limitados, pero sirven para localizar aquello que buscamos y en formatos diferentes a la información puramente textual.

Actividades que se pueden realizar para poner en práctica todo esto: cazas del tesoro, gymkanas de información, concursos: el tiempo es oro, artículos o estudios de investigación por la red, webquest de investigación,
 
Evaluar la información

Es importante que realicemos un ejercicio crítico con la información que recogemos tras una búsqueda. Tenemos que analizar la información teniendo en cuenta su autoría, su fecha de creación y/o actualización, la presencia o no de enlaces obsoletos, incorrectos, su cobertura, su exactitud, precisión y rigor, su pertinencia o no y sobretodo su objetividad. Todos estos criterios nos ayudarán junto con otros de accesibilidad, funcionabilidad y Navegabilidad a discernir aquella información veraz y pertinente de la que no lo es. Podemos seguir como ejemplo, la siguiente rúbrica o esta otra muy parecida de análisis de la calidad de la información que podemos encontrar en la red.

Va a ser muy interesante la realización de ejercicios de contrastación de información y de elección de criterios a la hora de discernir entre una información u otra. Muchas veces llegamos a creernos la primera información que nos aparece como resultado de nuestra búsqueda o creernos de pies puntillas aquello que la Wikipedia nos dice, y muchas veces esto es lo más alejado de la verdad y la realidad de todo lo que podemos encontrar. De esta manera el espíritu crítico, tanto nuestro como de nuestros alumnos se pondrá de manifiesto en ejercicios de este tipo.

Otra forma de verificar la fiabilidad de la información encontrada en nuestra búsqueda, es en la medida de lo posible, acceder a ella desde distintos canales y en diferentes formatos, pues a mayor número de canales o formatos por los que nos llegue la misma información, mayor veracidad y fiabilidad de la misma. Si hemos encontrado una información coincidente en nuestra búsqueda en Google, en twitter y en Facebook por ejemplo, podemos estar bastante seguros de que dicha información será cierta y de calidad.

Así mismo va a ser de obligado cumplimiento que ante el uso que hagamos de esta información, citemos a sus autores y tengamos en cuenta las licencias de autor de la misma. Sea en el formato que sea en el que se encuentre dicha información, deberíamos ir acostumbrándonos a un uso más generalizado de aquellas obras (textos, imágenes, videos, etc) con licencias creative commons.

Organizar la información

Una cualidad intrínseca de las personas (aunque haya algunas que no se lo crean) es la tendencia a clasificar y ordenar todo lo que nos rodea. Así que la información no va a ser menos. Su organización y gestión va a ser imprescindible para huir de esa infoxicación, de esa avalancha de información, que de alguna manera tenemos que subsanar.

Para ello, contamos con infinitos recursos en todos los medios y canales por los que nos llega la información. Además, contamos con la ventaja de que muchos de ellos son sociales, permitiéndonos el aprendizaje cooperativo, colaborativo y la construcción de conocimiento de una manera más rica y ventajosa.

Por ejemplo, podemos hacer servir herramientas como Diigo para organizar las páginas (webs, blogs, etc) que vamos encontrando y clasificarlas en sencillas carpetas o grupos y a las que a su vez podemos etiquetar con palabras clave o conceptos por los que posteriormente nos sea más fácil localizarlas.

Aquí están por ejemplo mis grupos en Diigo.

Para tener más a mano la información que discurre por twitter, podemos crear listas de usuarios.

Aquí por ejemplo mis listas de usuarios de twitter a las que doy un mayor uso:

Podemos crear documentos en pdf con los tweets de un determinado hashtag con Tweetdoc

Para guardar los RSS de blogs, portales web,webs que visitamos con frecuencia y estar de esa manera al día de lo que se está publicando en ellos, contamos tras la desaparición de Google Reader con feedly. Antes utilizábamos los favoritos o marcadores de nuestros navegadores, y se pueden seguir usando (organizados en carpetas, etc.), pero resulta mucho más cómodo visualizar una pequeña parte de lo que se ha publicado y decidir si vamos a leerlo, archivarlo para su posterior lectura o pasar de ello dado que no nos interesa.

Otras formas de recoger la información pasa por la utilización de scoop.it , paper.li, storify, tweetedtimes.

En Flickr podemos marcar aquellas fotos que nos gusta, que nos sirven de aprendizaje visual o que nos puedan interesar como favoritas y volver a ellas siempre que queramos. O podemos pinear nuestras fotos  o recursos visuales con Pinterest. También en youtube podemos seguir a usuarios que publican videos interesantes, crear canales y listas de reproducción con nuestros intereses y por temáticas, etc.

Es importante también realizar una buena gestión y organización del correo electrónico. Ahora hay algunas herramientas de escritorio y de correo web que lo clasifican y te permiten etiquetar los correos entrantes en tu bandeja de entrada. Puedes crear carpetas, reglas de mensaje que lo redirijan a una carpeta u otra, marcar por importancia, etc. A través del correo electrónico nos llega también mucha información y es de sumo interés tenerlo bien administrado.

Transformar la información

Aquí es donde uno particularmente más disfruta, pues además de aunar todo lo recogido por el camino de aprendizaje continuo, es cuando uno da rienda suelta a su creatividad y cuando hace un ejercicio de altruismo y generosidad y comparte con el resto del mundo su producto, aquello que genera de la transformación y asimilación de lo recogido, aprendido.

Puede ser en forma de una entrada en un blog (para muestra, sirva esta misma), puede ser en forma de un video, de una presentación, de un documento en pdf, de una o varias fotografías, de una infografía, de una línea del tiempo, etc.

Las posibilidades son tantas, que es difícil comentarlas todas. Eso sí, nuevamente se deben de respetar aquellas ideas, aquellas informaciones recogidas de otros y deben ser debidamente reconocidas y mencionadas.

Los que me conocéis y me seguís no hace falta que os lo muestre, pero para el resto, aquí va una pequeña parte de mi:

Y no, no me he olvidado del tiempo, es importantísimo que hagamos una buena gestión del mismo, y para ello también contamos con un sinfín de herramientas.

Para ello me permito recordaros la entrada que sobre el tiempo realicé hace tiempo ;-)


Y aconsejar el uso de Google Calendar y aplicaciones para dispositivos móviles como:


Como habéis podido comprobar este tema da mucho de si, y lo que aquí habéis leído es un simple aperitivo. Has muchas más actividades, sugerencias e ideas a practicar para la infoxicación eliminar.

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias. Me ha parecido interesante, y sobre todo, muy útil, porque precisamente es este uno de los problemas que tengo últimamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl por comentar.
      Sí, es un problema que a todos en mayor o menor medida nos afecta. Pero tiene "curación" ;-)
      Un saludo

      Eliminar