El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

sábado, 18 de junio de 2016

Felipe Zayas: maestro de Letras, maestro de maestros.

Querido Felipe,

Igual no me conoces, igual no has reparado en mi. Yo sí en ti.

Antes ya había oído hablar de ti, pero fue en unas jornadas Novadors, en Novadors12, en Alcoi, cual si no, en las que por fin te conocí.

Felipe Zayas en Novadors12 - Foto de Josu Garro Mezo en Flickr
Recuerdo que al igual que en el principio de la canción de mi admirado y paisano, Raimon, “No el coneixia de res” (“No lo conocía de nada”), me decía: “No el coneixia de res, companys em digueren…” (“No lo conocía de nada, compañeros me dijeron…”). Tranquilo el resto de la canción ya no tiene nada que ver contigo ;), pero sí, compañeros me decían, que eras y sigues siendo un referente en competencia lingüística, en blogs de lengua, literatura y gramática, en el mundo de la docencia en particular y de la educación en general. Y así lo he sentido y lo siento.

Y aquí me tienes, yo, hombre de ciencias, escribiendo en este mi humilde blog, deseándote el mejor de los cumpleaños posibles. Y dirás, ¿qué hace un científico como tú escribiendo a un hombre de letras como yo?. Muy sencillo, yo aunque he sido el primero que en mi época de instituto y luego en la facultad, ha gastado esa típica y tópica broma de: “El que vale a Ciencias, y el que no a Letras”, siempre he tratado de ser un hombre comPLEto (tengo pendiente escribir en este blog un día acerca de lo que entiendo por persona comPLEta) y siempre he considerado que todas las competencias sin excepción son importantísimas en la formación y en la condición de cualquier persona. Por ello, aunque gastase tal broma, siempre he tenido presente que no concibo tal separación o distinción entre personas de letras y personas de ciencias. En mis clases, en  mi día a día docente y decente, conviven las ciencias, las letras, las artes, las humanidades, las destrezas, los sentimientos y muchas disciplinas más.

En mi camino, se puede decir que son más los amigos y colegas de letras (muchos de ellos también grandes amigos tuyos) con los que me he topado y congeniado, que de mi especialidad. Valgan estos nombres para demostrarlo: Fernando Trujillo, Toni Solano, Maru Doménech, Marcos Cadenato, Lourdes Doménech, Andrea Giráldez, Pep Hernández, Silvia González Goñi, Jose Luis Sánchez , María José Chordá, Mila Solá Marqués, Ana Ovando, José Luis Gamboa, Javier Alegre, Daniel García Yecla, Evaristo Romaguera, y un largo etcétera.

Con todo ello, en todo o en parte, ha hecho que me haya animado a realizar proyectos de lenguas con algunos de ellos (Lo tuyo es pura leyenda, El “vestiario” de la lengua), que trabaje sí o sí la competencia lingüística en mis clases, o que me las dé de poeta escribiendo tuitversos.


Y por todo ello, muchas gracias MAESTRO. Qué cumplas muchos más, que nosotros lo veamos, y que podamos seguir de ti aprendiendo y compartiendo. Muchas felicidades.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario