El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

domingo, 17 de abril de 2011

“Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad”

A falta de tres días para las vacaciones de Semana Santa, uno viene de pasar el viernes y sábado con grandes colegas y amig@s en las “Jornades Informàtica a l’escola 2.5” en Castellón. Y uno viene con las pilas recargadas, con ganas de comerse el mundo, ilusionado y fluyendo en una nube ante la maestría demostrada por dos grandes MAESTROS: Jordi Adell y Fernando García Páez. Pero si ellos son grandes, no lo son menos tod@s con l@s que he compartido esos gratos momentos en Castellón. Y no solo las personas, sino los lugares, los momentos, la gastronomía, y el resto del patrimonio intangible de las #tiCS25.

Un viernes por la tarde y un sábado, ¿a quien se le ocurre ir a Castellón? ¿hacerse unos 200 kilómetros? ¿”aguantar” unas charlas sobre TIC incluso a horas intempestivas para un sábado?

Y alguien que lo vea desde fuera se preguntará: ¿están locos o qué?.
No, no nos hemos vuelto locos ni nada por el estilo. Nos gusta, forma parte de nuestra implicación con la educación, con nuestra profesión, con nuestra vocación. Forma parte de nuestra manera de vivir la vida, o mejor dicho de disfrutarla, pues recargamos la moral, la ilusión, la actitud. No tiene precio, ni hay dinero suficiente en el mundo con el que poder pagar una experiencia como la que han supuesto estas jornadas en Castellón.
Esta mañana de domingo, en un paseo matutino con mi hijo lo he tenido un poco más claro. Se celebraba aquí una concentración de vehículos antiguos (coches, motos, motocicletas, furgonetas, camiones, autobuses, etc.). Y al ver la gente que ha venido, desde distintos puntos de España, con sus vehículos, auténticas piezas de coleccionista, que iban a desayunar juntos y pasar una mañana agradable para a continuación volverse a sus respectivos lugares de procedencia, he hecho la similitud con los que nos desplazamos a Castellón viernes y sábado. Sacrificamos tiempo de estar con nuestras respectivas familias, dinero, compromisos, etc. por pasar unas horas con colegas que piensan y actúan como tú, que tienen los mismos intereses y las mismas motivaciones. Yo me preguntaba esta mañana ¿Cuánta gente en España es amante o coleccionista de vehículos antiguos? Y me respondía que tal vez llegasen al 1 % de la población total. Pero rápidamente me he hecho la pregunta sobre nosotros, los presentes y también los ausentes en Castellón pero con la misma mentalidad y actitud frente a la educación, ¿Cuántos docentes tenemos esta visión, esta actitud, esta implicación, etc.? Y me he vuelto a responder con el 1%. Igual estoy equivocado, pero si miramos cada uno en nuestros claustros, igual nos damos cuenta de que tampoco estoy muy desencaminado. Bueno, en algunos claustros es mucho mayor el porcentaje, pero al igual como en otros será prácticamente inexistente. 

Y es ahora cuando me hago dos reflexiones, por un lado pienso en Niebla, en el San Walabonso, en la experiencia y el positivismo de @fgpaez, empezó él, poco después se le unió una compañera, estupendo, en muy poco tiempo han duplicado los recursos. Al año siguiente otra compañera se unió al club, genial, en un año han triplicado el potencial humano. Y así poco a poco hasta conseguir no sólo la implicación del resto de profesores del claustro, de todos los alumnos del centro, de los padres y familias de los alumnos, etc. sino la implicación de todo el pueblo. Y alguien me puede argumentar que eso es posible en un centro así, en una población así, etc. y no en muchos de nuestros centros, y es cuando surge mi segunda reflexión, vale, entonces, hagamos lo que propone mi desde ya gran amigo @jlcastilloch, conectemos nuestros alumnos, conectémonos ese 1% del profesorado entre nosotros, entre nuestros alumnos y contagiemos nuestras experiencias, nuestro trabajo, hagamos realidad esa frase de @jordi_a, “Mi claustro es el mundo”.
Entre lo hablado, lo comentado y asimilado este fin de semana, con esta jornada de domingo para la reflexión y uniendo principalmente los argumentos de los dos ponentes de las jornadas con las valoraciones del resto que estábamos por allí y que tantas veces en otros encuentros, reales o virtuales, hemos dicho, ha surgido este post que pretendía ser una crónica de lo acontecido en Castellón y que ha resultado ser una reivindicación en toda regla.

Pinceladas finales para tratar de hacer algo de crónica de lo vivido en Castellón.

Jordi Adell, genial, espectacular y profeta en su tierra. Por mucho que insista en decirme que ya me sé su discurso, se equivoca. Siempre es un placer escucharle y comprobar que consigue despertar en mi nuevas inquietudes, proyectos y esa necesidad de seguir mejorando y aprendiendo día a día, de él, de otros colegas y de mis alumnos.
Dice el refrán “Más vale tarde que nunca”. Y así es, yo tengo que confesar que descubría este pasado sábado el potencial humano como profesional docente, como comunicador y como gran persona que es: Fernando García Páez. Y ahora uno entiende el porqué de la debilidad de ciertos colegas y amig@s hacia su persona. Con unas ideas muy claras y una visión muy certera. Gracias también a tí por permitirme aprender de tu experiencia.
Gracias a los momentos vividos, a las tertulias en “El jardín de los sentidos”, en el Hotel Luz y en restaurantes de la ciudad, a la gastronomía castellonenca, etc.
Y del resto, que tengo que decir…, buf!!, a ver si no me dejo a nadie y nadie se me ofende. Permitirme el resto que ponga por delante de tod@s vosotr@s y haga una mención especial a Anna Sorolla. Gracias Anna por hacernos sentir como en casa, por tomarte la molestia de organizar todo a la perfección, y no pararía de agradecerte todo lo que has hecho en estos dos días. Y claro, no puedo olvidarme de todo el resto: @olmillos @cpaez01 @Isabel_Ruiz @voxgraeca @jlcastilloch @dapaspei @mcarmendz @jlrguasch @xarxatic @mensilope @manumonso @salvaoret @FrancescLlorens @aidaivars @tonisolano y muchos más.

PD1: La nube de palabras está dedicada a tod@s los que vivimos la #tiCS25
PD2:El título de este post está extraído de la presentación de @fgpaez. Otros posibles títulos que descarté para éste son: Resplandor en Niebla - San Walabonso bendito – Nadie me quita mis  (pre)vacaciones en Castellón.

Reacciones:

14 comentarios:

  1. Gracias Juanfra, por este maravilloso post y por expresar tan bien todo lo vivido y todo lo sentido. Me alegro de haber compartido un día con todos vosotros y por formar parte de ese 1%.

    ResponderEliminar
  2. Ese 1% es de lo mejor, lo sé porque en él incluyo a un gran compañero como tú (tu grandeza interior sobrepasa con creces la física).

    ¡Qué buena idea fue esta reunión! Nunca le estaremos bastante agradecidos a nuestra orgnizadora, Anna, qué bien lo hizo. Volvemos a clase con ganas renovadas y con el convencimiento de que no estamos solos en esto. Eso no se paga con nada.

    Me ha encantado volver a verte y darte las gracias personalmente por tu regalito. A ver si tengo un rato para catalogarlo.

    ResponderEliminar
  3. Aunque yo sólo era "uno que pasaba por allí", me alegro de volver a encontrarte, pues creo que en Xàtiva fue incluso más fugaz el encuentro :-)
    P.D: Coincido con tus palabras de reconocimiento a ese "manojo" de profesionales como la copa de un pino.

    ResponderEliminar
  4. Magnífic cap de setmana en companyia teua i d'altres companys que, com tu, ja van fent-se'm entranyables: olmillos, anna sorolla...
    Reconfortat per la coincidència dels dos ponents principals, Jordi i Fernando, en primar la didàctica per sobre de la tecnologia.
    Petons a tots/es i fins la propera.

    ResponderEliminar
  5. Es siempre un placer reencontrarme con vosotros, vuestras ideas, vuestra energía... no hay kilómetros cuando se trata de comer con vosotros. Como decís tú y Ana, vuestra compañía no tiene precio.

    ResponderEliminar
  6. Así ocurrió!

    Por mi parte, contar que disfruté tanto como parece. Con eso tuvieron que ver la primera, la segunda y la tercera foto. Fue un placer conocerte y ver la mirada reposada que aportas. Fue un placer compartir contigo y con @jlantinolo ese momento #niebla en twitter (¿has visto el hashtag que ha sacado de la manga? #queseextiendalaniebla!!!).

    Me divertí, aprendí, comí, compartí, conocí y desvirtualicé.

    ¿Qué más se puede pedir?

    Y por cierto... Yo creo que nuestras familias saben que lo que hacemos importa y se sienten orgullosas de gente como tú, que están en ese 1%, currando por tus hijos y por los de los demás.

    Encantado de desvirtualizarte y deseando que encontrarme con vosotros se convierta en un hábito! :)

    ResponderEliminar
  7. Suerte que te has quedado en un intento, estupendo el resumen de ideas y de sentimiento.
    Han sido unas jornadas geniales, de esas que te confirman porque quieres formar parte de ese 1%
    Un placer conocerte y poder ver lo "grande" que eres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena chic@s y gracias Juan por compartir. Envidia, la próxima andaré más listo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno amigo, el problema ahora es: qué digo yo? Primero gracias y segundo que ahora el emocionado soy yo por tus palabras.
    Un abrazo.
    :-)

    ResponderEliminar
  10. Sensacional todo lo que cuentas. Ha debido ser un encuentro entrañable y enriquecedor, sin duda en todos los sentidos.
    Muchas gracias por compartir tus impresiones y emociones.
    El próximo no me lo pierdo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Dani Pastor @dapaspei18 de abril de 2011, 9:45

    Increible! La verdad es que fue increible. Aún a pesar de parecer repetitivo, creo que lo que pasó fue eso, la conjunción del 1% de los claustros repartidos por la geografía española. Y esa reunión fue: divertida, amena, enriquecedora, soñadora, práctica, realista, etc.

    Yo sólo he de añadir a todo lo dicho ya por tí y por tus "comentaristas" que yo creo que estoy formando parte de ese 1%, es decir, que tu ya has cumplido tu parte y has contagiado a este "cabezacuadrada" de la ilusión que supone encender una luz donde solo hay oscuridad o #niebla ;-)

    Muchas gracias por la ayuda prestada para ir a #tiCS25 y espero que se repita en el #EABE11 o en otro ;-)

    También fue un placer desvirtualizar al resto de gente que nombras, pero me faltan algunos/as ya que no pude quedarme a comer el sábado :-(( (craso error!!)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Yo sigo con el corazoncito encogido y la risa tonta en la cara. Esa nube de etiquetas se mira y te arranca emociones en el alma, que hemos vivido desde el colmillos hasta Niebla tantas cosas en dos días... y nos hemos vivido a nosotros, a todos. Un abrazo, compañero!! Seguimos, más allá de Castellón.

    ResponderEliminar
  13. Una crónica fantástica (foto del arroz incluido) que da ganas de no perderse la próxima :-).

    Jo diria que somos más del 1% afortunadamente. Lo que pasa es que, en general, la gente trabaja, trabaja y trabaja sin detenerse a escribir y a contar todo lo que hace y lo que le está pasando. Tendríamos que aprovechar las TIC para que trascendieran tantas i tantas horas de trabajo, tanta motivación y tanto saber hacer.

    Seguro que podemos. Sólo nos lo tenemos que proponer. Por nosotros/as y por la visibilización de lo que realmente vale la pena en Educación.

    ResponderEliminar
  14. Gracias a todos por vuestros comentarios, es un lujazo contar con palabras tan sabias. Permite además darse cuenta de que juntos, aunque estemos lejos físicamente, sumamos el 500 %, de que juntos podemos, y que lo que hacemos, lo hacemos por convicción, implicados y motivados, y que ello nos hace felices, así pues, sigamos juntos en este placentero camino de la educación.

    ResponderEliminar