El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

domingo, 3 de abril de 2011

Who am I? I am juanfra profe ciències. De mi identidad digital a mi PLE (2ª parte).

Tal y cómo adelanté en el post Who am I? I am juanfratic..., tenía pendiente hablar acerca de mi otra identidad digital o mejor dicho, de mi otro alter ego, que no otro yo, pues yo soy uno e indivisible (qué mal ha quedado esto).
Pues bien, en mi rol o faceta de docente, tengo otra identidad. Como profesor de ESO,  mi presencia en la red para/por/con mis alumnos soy Juanfra “el profe de ciències”. Una identidad un tanto dispersa pues no utiliza el mismo “username” en todos los sitios, recursos, etc en los que estoy presente como tal en la red, como sí ocurre con juanfratic. 

Así el blog principal del Juanfra “profe de ciències” lo encontraréis en la dirección: http://cienciesaleso.blogspot.com y de allí enlaces a mis otros blogs como profe de ESO. Wiki  y web (gratuita) con el mismo nombre: http://cienciesaleso.wikispaces.com y http://cienciesaleso.110mb.com pero mi presencia en otros medios responde a otros nombres aunque siempre jugando con esas palabras clave: juanfra, ciencies, profe, quimica, fisica. Así en twitter es @profeciencies , en Facebook: http://www.facebook.com/profeciencies , en tuenti: Juanfra Profe Ciències, etc.

Sí hay una imagen o avatar común que me representa en todos estos sitios y bajo este mismo rol. La imagen de Juanfra Profe Ciències es: 

Y al igual que ocurre con juanfratic, es una imagen o avatar fijo, que no ha cambiado a lo largo de estos últimos años en los que la presencia de mi rol “profe de ciències” está más activo en la red. Todo y a pesar de que un grupo de mis alumnos (ya se han unido 26) han creado una página  en tuenti que se llama: “Yo también odio al muñeco del perfil de Juanfra”. Jejeje.

Para poder compaginar mis dos “yo” opto por algunas estratégias que me favorezcan el que sea más llevadero.

Por ejemplo:

-          Utilizo mi rol profe de ciències en el centro y mi rol juanfratic cuando estoy en casa, en cursos, jornadas, congresos, etc.
-          Si decido entrar desde casa a un rol u otro, puedo hacerlo sin demasiado problema pues tengo guardadas las contraseñas y perfiles de uno y otro rol en diferentes navegadores. Así si quiero entrar como juanfratic lo hago desde Mozilla Firefox, mientras que si quiero hacerlo como juanfra “profe de ciències” lo hago desde Safari o Google Chrome.
-          Sólo con Skype, Messenger y alguna que otra aplicación más es necesario salir de una cuenta para entrar en la otra, pero el uso de estas cada vez es menor en el rol de juanfra “profe de ciències” por lo que no supone demasiado problema para el uso de mi rol juanfratic.

Dependiendo de las edades de los alumnos con los que se trabaja, entiendo que pueda ser necesario o no crear esta doble identidad. Así en profesores de universidad posiblemente no sea necesario diferenciar roles, pero en mi caso, profesor de FiQ de ESO, SÍ lo creo apropiado pues la interacción, el intercambio de información, de comunicación, intereses,  etc, del entorno escolar o del entorno profesional son bien distintos y prefiero separarlos a mezclarlos.
Así mismo, juega también un papel importante en esta diferenciación de identidades, roles, o “yo(s)” lo celoso que sea uno de su identidad, o mejor dicho de su privacidad. ¿Qué información quieres compartir con unos o con otros? O ¿qué información puede resultar interesante que sea conocida por unos o por otros?. Yo lo veo así: audiencias distintas implica “identidades” distintas, todo y sin dejar de ser uno mismo. 
Tampoco veo necesario elegir entre una de las dos. Cada una es para un momento, un lugar, una audiencia, y no tenemos que perder de vista que seguimos siendo uno, un sólo YO. Como diria José Ortega y Gasset, “Yo soy yo y mi(s) circunstancia(s)...” y no se trata de elegir entre un Jekyll o un Hyde.

Reacciones:

8 comentarios:

  1. Qué mareo de personalidades. Me parece admirable que puedas gestionar los dos perfiles sin interferencias. Aunque se trata de audiencias distintas, es muy difícil establecer la barrera, al menos a mí me lo parece. Hay cosas que veo claras (apuntes, actividades), pero en otras muchas no lo veo tan evidente.
    Quizá sea porque mis alumnos son mayores (siempre a partir de 3ºESO), mi personalidad en red es una sola, por eso se mezclan muchas veces las cosas clásicas con las de educación o TIC, porque en la red me interesa todo eso a la vez (y alguna otra más); no me siento capaz de separarlo. Lo único que he logrado hasta ahora es separar la identidad privada/familiar(que dejo en casa) de la profesional.
    Gracias por la reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Realmente no es más que trasladar a lo digital lo que hacemos en el mundo analógico. Todos tenemos más de un rol, solo que en la "vida real" estamos acostumbrados a cambiar de uno a otro sin problemas. Está el rol de amigo, de profe, de padre, de hijo, de miembro del AMPA...

    ResponderEliminar
  3. Este post, me ha venido "al pelo". Hace poco un alumno de 2º de ESO me empezó a seguir en twitter y no sabía si seguirle, si decirle algo, o qué hacer exactamente.
    Y fíjate, no se me ocurrió tener "doble personalidad" (si es que cuando uno se ofusca....)
    Ahora lo que me "corroe" es saber si la personalidad que me han descubierto es la personal o la profesional :-/
    En cualquier caso, muchas gracias por la sugerencia. Tendré que estudiarla y "montarme" dos o más identidades digitales ;-)

    1000 gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, también yo me di cuenta de que los alumnos me siguen en Twitter. Un día uno de ellos tuvo un desliz al confesar unos novillos que había hecho a través de esta red social. Se enfadaron todos mucho porque decían que los espiaba, cuando por definición Twitter está totalmente abierto. Así que decidí bloquearlos a todos. De todos modos, cuido mucho y diferencio lo que pongo en Twitter (que lo puede leer cualquiera) a lo de Facebook, que aunque también es muy amplio puedes seleccionar quién es tu "amigo". Por norma no acepto en Facebook amistades ni de alumnos ni de sus padres.

      Eliminar
  4. Menos mal que está Ana. Estaba mareándome de leer el post y no sabía cómo decirlo.

    Vaya, se ve que es primavera, hoy un alumno de 2º de ESO me ha contado en público mis tuits del último mes, nada comprometedor, pero por los pelos.

    No creo que sea capaz de tener doble identidad y no creo que fuera capaz de mantenerlas disociadas si las tuviera. Además, creo que si estamos asistiendo a un cambio educativo, tenemos que contar con que nos pasen estas cosas. ¿Qué hubieses dado por saber lo que decían vuestros profesores cuando erais adolescentes? Ahora pueden. No podemos poner puertas al campo, cuando es tan atractivo, pero habrá que poner en práctica las recomendaciones de discreción que les hacemos a ellos.
    (Mi alumno se ha recreado al contar que estaba enfadado con mi junta directiva por las etiquetas del dia de la dona)

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Mantener una doble identidad, como ya muy bien me apuntaba Linda en su comentario al post en el que hablaba de mi primera ID, juanfratic, es un trabajo costoso y requiere mucha dedicación. Yo reconozco, que siempre mimo más una (juanfratic) que otra (juanfra profe ciències). No es que deje de lado mis alumnos, pero excepto en tuenti, mis alumnos no están presentes en otras partes de la RED (blogs, Facebook, Flickr, Youtube, Slideshare, etc) y de mi segunda identidad sólo tengo que prestarle atención y dedicación a tuenti.
    En ningún momento he hablado ni tengo intención de, disociar mis identidades. Yo soy YO (uno, no dos). Es cierto que hoy por hoy están disociadas mis identidades, repito sin intención de ello, pero creo que en gran parte se debe a que juanfratic no está en tuenti. Pero si llegado el día hubiese conexión entre ellas, uno, no me importaría (insisto, yo soy YO, uno) y dos, me plantearía según el grado de conexión hasta que punto interesaría tener dos ID. Yo no pongo puertas, ni cerraduras al campo. Como veis Twitter está ahí, es público, mi blog está aquí, con comentarios abiertos, y tampoco me escondo. Es decir, si algún alumno mío me quiere encontrar, puede hacerlo perfecta y fácilmente. Como digo en el post, una doble ID no tiene demasiado sentido en un docente universitario, pues lo que pueda aportar tu ID profesional interesa tanto a tus alumnos como lo que pueda aportar tu ID docente. Y sí le veo sentido conforme bajamos en niveles educativos inferiores (los míos son de 2º,3º y 4º de ESO), pero no por esconder nada ni marear la perdiz, sino simplemente porqué trabajas a otro nivel, con otros intereses, con otras motivaciones, con otra comunidad de seguidores o de seguidos, etc. Igual a los alumnos les pueda picar la curiosidad de lo que dicen sus profesores a otros niveles, pero una, yo no me escondo, y dos, estoy casi convencido que me leerían y no les interesaría y pasarían a otra cosa por la que sí mostrasen mayor interés rápidamente
    Pedro, como bien apuntas, la discreción es un grado, y no sólo en Twitter, sino en la red en general es algo que debemos tener presente en todo momento, ell@s y nosotr@s.
    Muchísimas gracias a tod@s: Ana, Anónimo, Dani y Pedro. Es un placer leeros, debatir y aprender juntos. Esto es lo realmente bonito de un blog, los comentarios, y lo que de ellos aprendes, reflexionas, etc. Mil Gracias! Qué siga el debate.

    ResponderEliminar
  6. Buenooo, yo intenté tener (lo he tenido durante bastante tiempo) un correo para el trabajo y otro para lo personal y ¡ya los he mezclado!
    Con absoluta tranquilidad acepto a mis alumnos como "amigos" en facebook. Y no me importa porque casi no digo nada y cuando digo no es nada peor de lo que ellos puedan ver en otro lugar de la red, "menos tiempo tirando piedras a los perros" si me leen a mí.
    También a mí me comentó Linda lo de la identidad digital, que lo juntara todo, que pusiera twitter en el blog y todo lo demás, le contesté que no quería mezclarlo; sigo sin ponerlo, ahí sí que suelto alguna chorradica, quien quiera que me busque, pero no les voy a pedir que me sigan -además, se aburrirían-.
    Seguiré pensándolo, porque, bien mirado, seríamos un ejemplo de un grupo de personas –con virtudes, defectos, risas, llantos….- que colaboran entre ellas, ¿es malo eso?

    Un saludo
    P.d Esto por no haber venido hoy.

    ResponderEliminar
  7. Hola Loly
    Para nada, nada malo, somos gente muy sana y muy sensata. Y sigo pensando que cada uno tiene que trabajar con aquello que le funcione, aquello que le sirva para su día a día. Y el día que te deje de funcionar tu manera de proceder, plantearte el qué y como cambiar y afrontar ese nuevo reto.
    Adelante!

    ResponderEliminar