El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

domingo, 27 de febrero de 2011

Alienación digital

Hay veces en las que me sorprende el poder de alienación que tienen las nuevas tecnologías, no ya sobre nuestros alumnos, sino también sobre todo tipo de personas. Sobre nosotros mismos, sobre mi mismo. Veo con pavor jóvenes y no tan jóvenes que se pasan horas y horas sentados cara un ordenador. Personas incapaces de desconectar, de deleitarse y disfrutar con otras cosas en la vida. No solo de TIC vive el hombre.
De vez en cuando nos llegan noticias de personas que han fallecido después de permanecer tres o más días sentados delante de un ordenador, sin comer ni beber. Muchas veces son personas de países asiáticos, pero cuando el río suena, agua lleva.
Cada vez es mayor la adicción de las nuevas tecnologías y en particular de Internet sobre las personas. Ya está descrita como una tipología de enfermedad, bastante común en determinados países, y a la que el nuestro ya va a la carrera tratando de equipararse.
Muchos de mis alumnos confiesan abiertamente que pasan horas y más horas, de forma diaria, conectados al Tuenti, al Facebook, o simplemente viendo vídeo tras vídeo en Youtube. En algunas clases, aprovechan la mensajería instantánea de Windows o el Messenger para decirse cosas entre ellos cuando no están más allá de un metro de distancia uno del otro, incluso cuando son cosas, que lejos de ser un secreto, se dedican después de recibirlo a comentarlo en voz alta entre los que tiene alrededor o a toda la clase.
Entre algunos colegas he oído decir que en casa, se comunican con sus parejas e hijos mediante el Facebook, el Messenger o incluso Skype, cuando no se hallan ni a diez metros de distancia, simplemente para avisarse para cenar, o para comentarse que tal les ha ido el día.
¿En que nos estamos convirtiendo?
http://www.jrmora.com/
Lejos de poner en duda el beneficio y el valioso aporte de las TIC en nuestra vida, en nuestro aprendizaje, en el conocimiento, sí que deberíamos plantearnos, como docentes que somos,  ¿cómo impedir estas actuaciones, comportamientos, actitudes, etc. tan perjudiciales?
La vida es mucho más que Internet. Sí, Internet es el presente, Internet y las nuevas y tecnologías nos aportan infinidad de beneficios, pero también el resto de cosas, comportamientos y actitudes nos aportan sensaciones, experiencias, valores y vivencias impensables con las TIC.
Soy un firme defensor de las TIC, reconozco y difundo su valía, pero quiero hoy romper desde aquí  una lanza a favor de una forma de vida donde éstas puedan convivir con todo tipo de actividades y experiencias que nos hagan más libres, más personas, y también más felices.
Cada cual sabe las suyas, hay quien disfruta cocinando, otros buceando o haciendo submarinismo, otros presenciando un buen partido de fútbol, una buena película, una buena obra de teatro, un buen concierto, haciendo senderismo, disfrutando de la naturaleza (su olor, sus colores, sus sonidos, su luz, etc.), viajando, pintando un cuadro al óleo, o simplemente disfrutando de la sonrisa de su hijo/a. Hasta las cosas más simples y más pequeñas, pueden crear en nosotros sensaciones indescriptibles, irreproducibles digitalmente.
http://www.flickr.com/photos/emmanuelfrezzotti/3508371119/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario