El blog de juanfratic: Investigando en Educación, en TIC, en el aprendizaje, y otras cosas de la vida. Profesor de ESO preocupado en hacerlo mucho mejor y en ser feliz. Siempre en obras: compartiendo.

domingo, 20 de febrero de 2011

Filosofía PCCC en la web 2.0, trabas y respuestas.

PCCC no se trata del Partido Comunista de las Comarcas Centrales ni nada parecido a las siglas de una organización, entidad, etc. Con estas siglas quiero decir: Participar, Crear, Compartir y Colaborar. Cuatro acciones que para mi son IMPrescindibles en nuestro día a día en la web 2.0.
Participar: en foros, en los debates que se generan en los comentarios a los posts de blogs, en proyectos, dando respuesta a peticiones de participación o a tuits en twitter.
Crear: tus propios recursos educativos con herramientas 2.0, crear posts, crear dibujos, imágenes, presentaciones, documentos, plugins, etc.
Compartir: creencias, conocimientos, opiniones, recursos, materiales, herramientas, etc.
Colaborar: en la elaboración de proyectos, participando, creando, compartiendo con otra gente en la consecución de un objetivo común, etc.
Por desgracia no siempre actuamos así. Hay muchas trabas y factores que imposibilitan que llevemos esta filosofía PCCC a rajatabla.
Nuestra participación en foros, en blogs, en proyectos, etc. la condicionamos a nuestra disponibilidad de tiempo, pero también al creer erróneamente que no tenemos nada que aportar o que lo que podamos aportar no tiene valor frente a lo que otros pueden o aportan. También vivimos inmersos en la filosofía de la economía de recursos, de palabras, etc. Nos gusta un post, o un recurso, etc. y no lo comentamos. Bien por pereza, por economizar recursos, por querer ir rápidamente a visitar otros blogs, recursos, etc., o bien por estar sobrecargados, no participamos. Hace unos días, un amigo comentaba sorprendido como un recurso por él elaborado, había tenido 368 visitas en poco más de quince días, pero ni un solo comentario. También otra amiga comentaba en twitter que el boom de tanto blog interesante no era bueno con estas palabras: “tanta jartà no trae nada bueno, si lo sabré yo”. De nuevo, la infoxicación, la sobresaturación de información, nos lleva hacia el camino más fácil, a huir. Otras veces, y gracias a la propia web 2.0 con herramientas y recursos que están a nuestra disposición, minimizamos los esfuerzos, economizamos los recursos y participamos activamente, ahí está por ejemplo Twitter que nos permite en 140 caracteres mandar una recomendación o una valoración del recurso, blog, web, etc. que acabamos de visitar, o los iconos de valoración que podemos insertar en cada post, presentación, vídeo, etc.: interesante, divertido, guay, o bien añadirlo a nuestros favoritos con un simple clic.
Las dificultades en el Crear van por otros derroteros. La mayoría de las veces son debidas a que No nos creemos lo que valemos. Pensamos que lo que podamos crear nosotros no es merecedor de serlo, y mucho menos de ser compartido. Siempre le encontramos fallos, siempre le encontramos peros y siempre le encontramos que por ahí habrán otros tantos recursos, blogs, webs, presentaciones, etc., mejores que el/la nuestr@. Tenemos que creer más en nosotros mismos. Otras veces nos escudamos en que Crear requiere mucho esfuerzo, mucho tiempo, y mucha dedicación. Pero las herramientas 2.0 cada día más nos facilitan mucho más todo esto, cada vez son más accesibles, más rápidas, y más autosuficientes. 
Compartir nos cuesta mucho más. Hay quien dice que no compartimos por considerar que lo que hacemos no es merecedor de ello. Pero yo soy de los que piensa que muchas veces no compartimos por creernos dueños y señores de lo que hemos “parido”, y diciendo eso de: “si no es nuestro, no es de nadie”. Y de nuevo, voy a permitirme el lujo de repetirme y recordar no solo a Machado, sino también a Sir Ken Robinson: “No permitas que te roben las ideas, regálalas!”. Hazlo, te sentirás bien, serás más feliz, te lo aseguro.  
Y por último el Colaborar. Se nos llena la boca de agua cuando hablamos de trabajar en equipo, de colaborar, del trabajo cooperativo, etc. Pero lo bien cierto es que no lo practicamos todo lo que decimos y otras tantas veces cuando lo hacemos, lo hacemos bastante mal. Desconocimiento de cómo hacerlo, el que siempre se nos haya inculcado la competitividad frente a la colaboración entre varios, etc. nos llevan al fracaso. Pensar que juntos podemos llegar a más y mejor, que en la variedad reside una riqueza difícilmente alcanzable por uno sólo, y que posibilita una mayor aceptación y amplitud de conocimientos, deberían bastarnos para ponerlo en práctica, y tras un intento otro, hasta lograr nuestro propósito.
Así pues, yo no solo creo en la PCCC sino que además la practico. ¿Te animas?.

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, por eso voy a predicar con el ejemplo "C"omentando. El resto del PCCC poco a poco. ;-)
    Por cierto, no has pensado en dar un curso de Autoestima?? ;-)

    ResponderEliminar
  2. Voy a Colaborar recomendando la lectura de tu bloc con 140 caracteres ;))
    M'agrada llegir-te!!!
    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Crec que el tema de l'autoestima és el que més s'ha de treballar professionalment al món de l'educació. Si la major part de professionals estessen més satisfets de la seva pròpia feina no hi hauria tanta sensació de desencant general.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por Participar, Comentar, Colaborar y Compartir. Gracias por los comentarios que habéis Creado ;-)

    ResponderEliminar